miércoles, 13 de junio de 2012

Estimados amigos cibernautas, reciban el cordial saludo del Prof. Fredy, docente de la Institución Educativa "Simón Bolívar" de Cusco, en el área de matemática. con la única finalidad de mejorar la calidad de la educación en nuestra región y nuestro querido Perú, publico este humilde blog que contiene temas básicas sobre matemática. 

A manera de introducción quisiera compartir con ustedes la entrevista a Niels Bohr. que me parecio muy interesante.

 Cuando entró a estudiar a la universidad, un día el maestro de Mecánica les puso el siguiente ejercicio en un examen: “si usted tiene que calcular la altura de un edificio con un barómetro, ¿cómo lo haría?” La solución que esperaba el profesor era medir la presión atmosférica en la planta baja y en la azotea, y viendo la diferencia, deducir cuánto tenía que ser la altura del edificio. En su examen, Bohr dio varias respuestas muy diferentes a la esperada. 1) Me subo a la azotea del edificio con una cuerda y el barómetro amarrado a la punta, lo suelto y mido la cuerda. 2) Me subo a la azotea nada más con el barómetro, lo dejo caer y mido el tiempo que tarda en estrellarse contra el piso. Aplicando la ley de la gravedad, calculo la altura. 3) Me subo a la azotea otra vez con la cuerda y el barómetro amarrado a un extremo, lo suelto hasta el suelo (pero sin medir la cuerda), lo pongo a oscilar como un péndulo, y mido el período de oscilación. Del valor del período puedo calcular la longitud de la cuerda, sin necesidad de medirla. 4) Voy con el barómetro a ver al conserje del edificio y le digo que le regalo el barómetro (que está muy bonito) si me deja ver los planos, en donde está escrita la altura con toda seguridad. 5) Hacia el atardecer, pongo en el suelo el barómetro junto al edificio y mido la sombra del barómetro y la sombra del edificio. Como ya conozco la altura del barómetro, puedo calcular la altura del edificio por triángulos semejantes. 6) Le pido prestado su teodolito a un ingeniero, entregándole el barómetro en garantía del préstamo, y mido la altura con el teodolito. Cuando el maestro revisó el examen de Bohr, no supo qué calificación ponerle, porque ninguna era la respuesta que él quería, pero todas estaban bien. Lo llamó y le preguntó por qué no había escrito simplemente la respuesta canónica. “Claro que conozco esa respuesta” le respondió, “pero desde el Gymnasium (equivalente europeo de la preparatoria) me enseñaron a pensar, no nada más a repetir soluciones que ya conozco”. Niels Bohr formuló un modelo de la estructura atómica y recibió el Premio Nobel de Física en 1922.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada